DONACIONES - ¿Qué necesitan nuestros gatos?

No hay absolutamente nada más importante para nosotros que tener a nuestros refugiados en las mejores condiciones posibles. Esto implica, entre otros, mantener los espacios mínimos en función a la capacidad real del refugio y proporcionarles la alimentación, higiene, salud y el entretenimiento adecuados a sus necesidades. 

Todo esto se traduce en dinero y para una asociación no lucrativa, financiada exclusivamente a través de las aportaciones de nuestros socios, cualquier donación es muy bienvenida. La totalidad de nuestro presupuesto va destinado a cubrir prioritariamente todos estos gastos. A veces conseguimos cubrirlos, pero la mayoría de las veces, son los propios voluntarios quienes tienen que aportar de su propio bolsillo para que a nuestros gatos nos les falte de nada. 

Por todo ello, las donaciones se vuelven fundamentales. Otros gastos pueden cubrirse con el ahorro que nos proporcionan estas aportaciones particulares, como la renovación frecuente de los artículos que ya usamos, mejoras o ampliación de nuestras instalaciones o incluso la posiblidad de atender casos especiales y complejos que requieran de una atención veterinaria costosa. 

Si no puedes colaborar economómicamente, pero tienes objetos materiales que puedan ayudarnos, a continuación te explicamos detalladamente qué necesitan nuestros gatos: 

COMIDA SECA (Pienso). Actualmente, utilizamos piensos de gama media. Es sabido por todos, los daños que, a largo plazo, suponen el consumo continuado de piensos de “supermercado” o de gama baja. Aunque puntualmente hacemos uso de ellos en casos de extrema necesidad, para colonias callejeras o para donar de la misma manera a terceras personas que acuden a nosotros en busca de algún tipo de ayuda. Todas las donaciones de comida, siempre serán bien recibidas. 

COMIDA HÚMEDA (Latas). Algunos de nuestros gatos sólo pueden tomar este tipo de alimento debido a problemas de dientes y/o encías. Además, ciertos medicamentos son necesarios darlos con comida húmeda para facilitarnos la tarea o para asegurarnos de que la toman adecuadamente. La comida húmeda en nuestro caso es casi un lujo obligatorio.

ARENA. El consumo de arena a lo largo de un mes puede llegar a ser muy costoso. Existen épocas, además, en que se gasta el doble (ya sean porque nuestros animales comen o beben más o porque toque extremar la higiene al máximo). Arena común o de sílice. La preferida es la primera ya que a este nivel es inviable utilizar la absorbente. 

ARENEROS. Cada x tiempo tenemos que ir sustituyendo los viejos por otros nuevos. Por higiene, sobre todo, pero también porque llegan a estropearse demasiado pronto por tanto uso. Cubiertos o no, todos serán de gran ayuda.

CAMITAS. En el mercado existe gran variedad. Las nuestras no se parecen a ellas porque esto si que para nosotros es un lujo. Las nuestras son artesanales, montadas por voluntarios o gente externa que nos ayuda de esta forma, pero seguro que si ponemos una de esas buenas camas que venden ¡nuestros gatos se pelearían por ellas!

TRANSPORTINES. Ufff, gastamos mucho en ellos. No tanto como necesitamos porque no podemos asumir su gasto. Para visitas veternarias, para viajar o para rescatar gatos callejeros. Los nuevos y homologados son en exclusiva para estas tareas y los más viejecitos, como camitas cubiertas (que a ellos les encantan!). 

JUGUETES. Quien conoce a los felinos sabrá que ellos no necesitan grandes y aparatosos entretenimientos. Basta una simple cuerda atada a una pelota o algún juguete que haga ruido para que a ellos les parezca lo más fascinante del mundo y se pasen horas embobados. Suelen ser muy resistentes, pero nuestros gatos les dan tanto uso que o acaban perdidos o simplemente los rompen de tanto jugar.

RASCADORES. Similar a lo anterior. Es inevitable que en apenas unos meses se desgasten hasta el punto de quedar completamente inservibles. En un refugio de gatos (y mimados todos) los rascadores están muy cotizados, ya que a nuestros niños les encanta tener sus uñas bien cuidadas. 

MANTAS, SÁBANAS, TOALLAS. Ayudan a mantener a los animales calientes en invierno y cómodos en verano. Distintos tejidos y tamaños, dependiendo de la época del año. Tiramos mucha ropa que se estropea en apenas varios usos y además cambiamos mucha a diario. 

MEDICACIÓN. Específica para uso veterinario o no. Gasas, desinfectantes, antibióticos, desparasitantes, mucolíticos, antiinflamatorios, pomadas, gasas, algodón… seguro que todos tenemos en casa medicación que acabará caducada por no necesitarla. Lo aceptamos todo porque desgraciadamente siempre tenemos a algún enfermito, recién llegado o no, que lo necesita.

FORMULARIO DE DONACIONES

« DONACIONES - ¿Qué necesita nuestro refugio?