MALÚ, tricolor miedosa espera su oportunidad

MALÚ, tricolor miedosa espera su oportunidad MALÚ llegó siendo sólo una cachorra de un par de meses. Cary, su madre, y Lolo, su hermano, la acompañaban. Se pasaban el día juntos, como una buena familia hasta que ya fueron algo más mayorcitos y se interesaron en ella. Pero Malú era algo especial por sus miedos y desgraciadamente la familia, a los pocos meses, la devolvió.
De nuevo en nuestro refugio, Malú vivió feliz en el jardín ya que volver a aislarla hubiera sido una desgracia para ella, así que acabó compartiendo libertad y espacio con todos nuestros salvajitos que sabíamos que no serían adoptables.
Desgraciadamente falleció seguramente por un golpe. La encontramos herida y su operación era costosa, inviable y muy dolorosa para ella, pero Malú tuvo una vida feliz, la mejor posible, el tiempo que pudimos disfrutar de ella.
DEP pequeña, hasta siempre.