Queridos Reyes Magos:

02-01-14

Me llamo Willy y tengo 6 años. Yo era un gato de sofá, feliz, de esos que se acurrucan en las piernas mientras veía, con la que era mi familia, la peli de después de comer. 

Pero este año no ha sido mi mejor año y es que no esperaba acabar siendo un gato de refugio, invisible para todos y "demasiado mayor" para muchos... no lo entiendo... aún me queda mucho amor por dar y mucha vida por delante. No sé por qué, yo no hice nada, en aquella casa todo iba mal y yo sobraba... siempre sobramos nosotros... Todos me dicen lo bueno, especial y bonito que soy, pero aquí sigo, esperando que alguien me dé otra oportunidad. 

Ahora me he puesto pachuchillo y es que cuando uno se pone triste todo empieza a ir peor... Por lo visto tengo gastroenteritis y además estoy malo con el pancreas, no sé que es eso pero me dan de comer un pienso especial y volveré a estar bien. Yo os prometo que me recuperaré para que una nueva familia me quiera y también os prometo que he sido bueno este año y todos los anteriores y que seguiré siendo así aunque ahora esté triste. Es mi condición.

Solo os pediré que encontréis una casita donde pueda volver a estar tranquilo. Deseo tener una nuva familia a la que poder hacer feliz dándoles mil besos cada mañana cuando se tengan que ir a trabajar y otros mil besos cuando vuelvan cansados; les diré que los quiero cada día rozando mi cabecita con sus manos y si me lo permitís, les daré un bocadito flojito pero solo para saber que es real y no estoy soñando.

¿Me ayudáis a hacer mi sueño realidad? Tiene que existir alguien que me quiera otra vez, por favor... 

Más sobre WILLY